lunes, 19 de noviembre de 2012

Las características del grotesco en La nona de Roberto Cossa





Las características del grotesco en La nona de Roberto Cossa

La nona de Roberto Cossa es una obra de teatro con características grotescas. Fue estrenada en el Teatro Lasalle de Buenos Aires el 12 de agosto de 1977. En ella, una familia de clase media italiana debe mantener a la nona representada como un animal salvaje, que no deja de pedir comida, afectando la economía de la familia al punto de tener que vender sus bienes por  no poder cubrir los gastos que genera, (la comida de la nona)El marco de la historia se presenta en de crisis económica e inflación .El texto combina la comedia y la tragedia.
 
La nona representa a un grotesco principalmente por su mezcla entre la tragedia y la comedia ya la obra se narra como un drama trágico con situaciones humorísticas y  un desenlace fatal. La falta de dinero es el factor principal que induce a los protagonistas a vender sus bienes y tomar trabajos vergonzosos. Aparecen seres que contradicen las leyes naturales con características de animales como la nona ,la abuela de la familia que a pesar de su vejez tiene una salud impecable y un apetito insaciable,que roba comida y la lleva a su habitación que es descripta como una “cueva” y a la vez ella es un personaje  sobrenatural ya que a pesar de su avanzada edad y los intentos por parte de los protagonistas por asesinarla  continua viviendo y manteniendo a los demás miembros de la familia alterados, ya que ayuda a empeorar la decadente situación económica que atraviesan. Su necesidad continua de alimento, no solo le causa al lector impotencia o impaciencia, sino que también tiene su lado humorístico, ya que no importa que esté ocurriendo, la nona lo único que busca en todo el transcurso de la obra es comida y más comida.
Además la idea de que el hombre posee una máscara o apariencia que le permite vivir en la sociedad que es característico en el grotesco, se muestra en la nona a través de cómo a Carmelo le da vergüenza tener que trabajar para alguien más joven que él después de haber trabajado tanto para conseguirse su puesto en la feria y como la familia enmascara el trabajo de Marta que es prostituta, con nombres más decentes como “la manicura o la artista”.
“MARTA-Papá…Yo quería decirte que..Me ofrecieron otro trabajo. Más lindo que el de la farmacia y donde puedo ganar mejor..(todos la miran) Bueno, ¿cómo te diré…De artista. Bueno… algo así. Es una confitería, ¿no? Y yo tengo que ir ahí y charlar con la gente..Es de noche, pero si a ustedes le parece…”[…]
“Ingresa a la pieza para dejar el paquete y sigue llamando a Marta. Esta aparece, finalmente. Lleva puesto un batón descolorido, sobre el cuerpo desnudo, y unas chancletas. Está muy maquillada y camina desganadamente.
MARTA.—¿Qué pasa, mamá? Estoy atendiendo un cliente. (Se deja caer en una silla.)
MARÍA.—Perdoname, nena. No sabía que estabas trabajando.
MARTA.—Hoy tengo mucha gente. (Hace un gesto de malestar.)
MARÍA.—¿Tomaste el remedio?
Marta se encoge de hombros.
MARÍA.—Tenés que tomarlo, nena. (Saca un frasquito del aparador y sirve un vaso de agua.) El tío del panadero me preguntó si podía venir.
MARTA.—Hoy no va a poder ser. Tengo todas las horas ocupadas.
MARÍA.—(Le tiende la pastilla y el vaso de agua.) Le dije que sí. Hacele un lugarcito.
MARTA.—¡Mamá... estoy muerta! Hoy empecé a las ocho de la mañana.
MARÍA.—(Le acaricia la cabeza.) Es un buen cliente. Dice que en el barrio no hay otra manicura como vos.
MARTA.—(Se pone de pie y sale pesadamente.) No voy a terminar ni a la una de la mañana. MARÍA.—Y bueno... nena. Pero por lo menos no tenés que salir de noche.”[…]

Además intentan casar a la Nona con Don Francisco para deshacerse de ella y que se vaya a vivir con él pero Francisco queda parapléjico y después deben encargarse de cuidarlo a él también y hasta lo envían a pedir limosnas en bares, tratándolo como a un objeto sin valor y no como una persona.
“CARMELO - ¡Qué raro! Don Francisco ya era conocido. CHICHO - Me dijeron que habían visto a un viejo en la avenida... Me fui. Pero no, era otro. Me fui hasta el baldío... (Carmelo lo mira.) ¿Te acordás que el otro día el hijo de puta de la heladería me lo tiró al baldío? (Carmelo asiente.) ¡Tampoco! CARMELO - ¿Se habrá muerto? CHICHO- (Hace un gesto y chasquea la lengua.) Alguien se lo llevó. ¡Si el viejo es negocio! (Carmelo lo mira como diciendo:  ¡Vamonos!”.) ¿Para una persona sola...? ¿Un matrimonio...? ¡Escuchame! Lo que pasa es que nosotros somos un familión.”[…]

De esta forma la obra conforma a un grotesco por sus características  de
Trágico-comedia, la falta de dinero y las diferentes mezclas entre lo humano y objeto, humano y animal, , la máscara social, y la imposibilidad de diferenciar o remarcar los límites entre la comedia y la tragedia u lo real y lo sobrenatural.

2 comentarios: